Algo mono en la biblioteca

Ayer encontré algo muy mono en la biblioteca de mi ciudad. En un expositor había filas de libros empapelados como regalos, todos con etiquetas que llevaban el género y una cita del libro en cuestión.

Recuperarse de una cirugía – ¡es más duro de lo que se piensa!

La historia de mi hombro es larga y triste pero acostumbro resumirla así: me lo disloqué por primera vez hace 11 años al caerme de una bicicleta en una senda rocosa y rural en pleno Cornwall, la región qué forma la punta suroeste del Reino Unido que tiene una sola sala de emergencias plagada de una congestión interminable; me herí la segunda vez festejando mi vigésimo primer cumpleaños danzando al estilo Vogue con demasiado entusiasmo, y desde entonces me lo he dislocado una decena de veces, en ocasiones haciendo cosas muy simples como bajarme del autobús.